Sigue la presión sobre peso; dólar cierre en 17.88 unidades

0
44
  • Preocupan a mercados financieros las 18 reformas constitucionales
  • Por Gerardo Flores Ledesma

RedFinanciera

Los mercados financieros en México retomaron la senda negativa. El peso mexicano acumuló una depreciación de 2.03% o una pérdida de 35.52 centavos frente al dólar, que cerró en 17.88 unidades

Por su parte, el principal indicador bursátil (S&P/BMV IPC) apenas alcanzó a cerrar la jornada con un alza de 0.12% y se ubicó en las 54,477.25 unidades.

Analistas de Banco Base y de Intercam Casa de Bolsa insistieron en que no hay ningún factor externo que provoque la depreciación del peso mexicano, y que la caída sólo es atribuible al anuncio de que en septiembre próximo el Congreso de la Unión podría comenzar a votar las 18 reformas constitucionales propuestas por López Obrador, entre ellas los cambios al Poder Judicial.

Los expertos no descartamos que la próxima administración reciba un país con mayores complejidades que las actuales, sobre todo por la falta de certidumbre en torno a las finanzas públicas, los altos vencimientos de PEMEX en los próximos años, así como una desaceleración de la economía.

La volatilidad se exacerbó este jueves nuevamente, porque Ignacio Mier, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputado, señaló en conferencia de prensa que estarían votando en septiembre próximo las iniciativas de reforma presentadas por AMLO el pasado mes de febrero, entre ellas las modificaciones al Poder Judicial, la reforma militar, al INE y la desaparición de órganos autónomos.

Gabriela Siller, directora de análisis económico en Banco Base, dijo que “hay reacciones negativas en el tipo de cambio por lo que van a hacer en el Congreso”.

Elecciones 2024: resultados e implicaciones

Intercam dio a conocer un análisis sobre lo que pasa en los mercado y su relación directa con la elección del 2 de junio, en la cual Claudia Sheinbaum, candidata de Morena, ganó con el 59% de los votos, y en esa justa electoral se aduce que ganó la mayoría calificada en la Cámara de Diputados con 362 escaños y se quedó muy cerca de ganar la mayoría del Senado con 82 curules.

Al margen del debate sobre la conformación en el Congreso, se agrega, es importante señalar que la sobrerrepresentación aplica para los partidos, no para las coaliciones, por lo que consideramos que el resultado final no cambiará mucho, respecto a lo que se ha dado a conocer en el PREP y el conteo rápido.

Para Intercam Casa de Bolsa, vale la pena revisar con detenimiento un documento oficial de Morena-PT-PVEM que fue dado a conocer antes de las elecciones por Claudia Sheinbaum. Dicho documento titulado “100 pasos para la transformación” contiene el eje rector que llevará a cabo la virtual presidenta electa.

En particular, cuatro las propuestas son relevantes para el funcionamiento estructural de la economía y pilares institucionales que permiten un funcionamiento ordenado y claro de los mercados. Estas son: La reforma al Poder Judicial, al INE, la autonomía de Banco de México y lo relacionado a los organismos autónomos.

Se agrega que cualquier modificación que vaya en línea con las propuestas tendrá un alto impacto en la economía, en particular, en el tipo de cambio, las tasas de interés, las bolsas de valores y no se descarta hasta una recesión.

LA AVERSIÓN AL RIESGO

En su análisis, Intercam sostiene que lo que comúnmente se conoce como el “carro completo” (es decir mismo partido en los poderes Ejecutivo y Legislativo) genera una aversión al riesgo en los mercados, ya que se genera una expectativa de que los contrapesos se diluyen, y pareciera que, en esta ocasión el principal temor es que las  propuestas de Morena sean aprobadas sin excepciones, en particular el “Plan C”.

En el documento titulado “100 pasos para la transformación” se sostiene que Sheinbaum encabezará con la ampliación y continuidad de los programas sociales, la ideología reiterada de la soberanía energética, programas ambiciosos de infraestructura ferroviaria, aeroportuaria, portuaria y carretera, las reformas al Poder Judicial y al INE, así como la reorganización de los órganos autónomos al interior de las secretarías.

LO QUE SE VIENE EN EL CONGRESO

Entre los puntos más relevantes de los 100 pasos

Reforma al INE y TEPFJ. Eliminar figuras plurinominales, reducción de presupuestos a partidos, reducción de presupuesto al INE y elección popular de magistrados del TEPFJ. Posiblemente este es uno de los principales puntos de dolor de los inversionistas ya que hay que recordar que el INE fue creado por la izquierda para garantizar elecciones libres y democráticas.

Además, la elección popular de magistrados y tribunales limitará la imparcialidad de los mismos al tener compromisos con los partidos. Aun no es claro el mecanismo de elección que se propondrá.

No reelección a partir de 2030, para todo tipo de puestos de elección popular, incluyendo presidentes municipales, diputados, senadores, por mencionar algunos cargos.

Se mantendrá la autonomía de Banxico y equilibrio razonable deuda a PIB. No habrá gasolinazos, ni aumentos de electricidad y gas por encima de la inflación.

Se propuso el incremento de programas sociales nunca por debajo de la inflación y se adelantó que las mujeres de 60 a 64 años recibirán un apoyo bimestral equivalente a la mitad de la pensión de los 65 y más. En 2025 un millón de mujeres de 60 a 64 años van a recibir este apoyo.

Aumento al salario mínimo en acuerdo con el sector empresarial. El salario mínimo debe llegar a 2.5 canastas básicas diarias en 2030, eso significa un aumento nominal los siguientes años de cerca del 11% anual.

Dar reversa a las reformas de pensiones de Ernesto Zedillo y Felipe Calderón. En esta propuesta, que es heredada de la administración saliente, y se busca que aquellos que ganan por debajo del salario promedio del IMSS tengan una pensión garantizada por dicho monto, actualmente alrededor de 16 mil pesos, y por ende sería equivalente a hablar de una tasa de reemplazo del 100%.

Además, se propone que el salario mínimo de la Guardia Nacional, soldados, marinos, médicos, enfermeros, enfermeras, no será menor a lo que perciben en promedio los trabajadores inscritos al Seguro Social.

Tanto Pemex y CFE seguirán fortaleciéndose como empresas públicas estratégicas. La CFE garantizará y fortalecerá la capacidad de transmisión y distribución de energía, y mantendrá su participación de generación en 54%.

Se permitirá la participación de empresas privadas, de forma razonable, sin que se debilite a la CFE de forma deliberada. No se han definido cuáles serán los esquemas de inversión.

Se impulsará la transición energética con plantas fotovoltaicas, eólicas, hidráulicas, geotérmicas, promoción de paneles y calentadores solares en techos, y se mantendrán incentivos en la zona libre de frontera.

Con Sheinbaum se buscará consolidar el Tren Maya e Interoceánico, AIFA, Dos Bocas y modernización de refinarías.

Respecto al TMEC se aprovechará la posición estratégica que brinda para dar impulso a la inversión privada, tanto extranjera como nacional.

Se fortalecerán 12 parques industriales del sureste y el desarrollo de otros 10 polos para el bienestar del país.

No habrá más concesiones de minería a cielo abierto y se evaluará aquellas que tienen concesión siempre que haya reconocimiento de la población y no tengan impactos ambientales. No se va a permitir la explotación de hidrocarburos a partir del fracking.

Con el Plan Nacional Hídrico se revisarán las concesiones de agua, para regular y evitar abusos en la transferencia de títulos a terceros.

Los jueces, magistrados y ministros del Poder Judicial sean electos por el pueblo de México. Este es el punto medular de inconformidad de los mercados por las implicaciones que pudieran suscitarse tras el mismo.

¿Dónde debemos estar atentos?:

Reformas al poder judicial y electoral. Hay dos propuestas que van encaminadas a reformar, y en nuestra opinión debilitar, el marco institucional de estos órganos independientes. Respecto al poder judicial, la propuesta principal, el “Plan C” cambia la manera en que se eligen los ministros y jueces en la corte: Hoy en día el ejecutivo envía ternas al senado y la propuesta contempla que los jueces sean elegidos a través de una elección popular.

Para el INE sería algo similar en el tribunal electoral. Adicionalmente, la propuesta de reforma electoral busca debilitar la democracia, puesto que tiene como fin eliminar los curules de representación proporcional, es decir los 64 senadores y los 300 diputados plurinominales, además de reducir el presupuesto al organismo y a los partidos para las elecciones, por mencionar algunas.

Respecto a la autonomía del Banco de México, la propuesta es respetarla, lo cual se premia por supuesto, sin embargo durante la administración entrante (2024-2030) se renovarán cuatro de cinco lugares en la Junta de Gobierno, comenzando con Irene Espinosa al cierre del 2024, Jonathan Heath en 2026, Victoria Rodríguez 2027 y Galia Borja 2028.

Esto sería una oportunidad para reconformar la junta de gobierno de Banxico y además existe una oportunidad para que los nuevos integrantes provengan de las filas del propio Banco, fortaleciendo así a la Junta de Gobierno.

La desaparición de organismos autónomos reguladores proviene de la administración saliente y busca incorporar a las secretarías, aquellos órganos constitucionales autónomos como la COFECE (se  incorporaría a Economía), IFT (a Comunicaciones y Transporte), CONEVAL (al INEGI), INAI (una parte a la Secretaría de la Función Pública, otra al INE y al Ejecutivo federal); CNH y CRE (Energía) y el sistema nacional de mejora continua de la educación a la SEP, lo que mermaría la autonomía y contrapesos reguladores en la economía.

MIRANDO MÁS ALLÁ DEL 2024

Posterior a los resultados, el titular de la SHCP emitió un breve comunicado sobre algunas preocupaciones de los mercados. Señaló su compromiso por “lograr una reducción del endeudamiento generado en el año 2024 de cara al 2025 hasta niveles compatibles con un rango de deuda a PIB sostenible en el mediano plazo en torno al 3% del PIB”.

Este año el déficit en su medida más amplia ascenderá a 5.9% del PIB, siendo el más elevado en tres décadas. Este elevado nivel de endeudamiento ha generado temores, porque de mantenerse será visible la falta de viabilidad en el mediano y largo plazo. En los Pre-Criterios 2025, emitiditos el pasado mes de marzo, el secretario apuntó a una reducción en el gasto de casi 3 del PIB para reducir el déficit a 2.5%.

Con la comunicación emitida esta semana por el secretario de Hacienda Rogelio Ramírez de la O, sabemos que existe el compromiso de lograr la consolidación fiscal, aunque el plazo pudiera ser mayor a un año. A pesar de que las calificadoras se han pronunciado en contra de los elevados niveles de déficit, un plan viable y creíble, aunque tome más tiempo del estimado, será bien recibido por los mercados y las calificadoras. Ello, porque si en el 2025 se obliga a la SHCP a reducir en esa proporción el déficit, seguramente se originaría una recesión, sin embargo, el tema medular es la ausencia de una reforma tributaria y el poco margen de maniobra del gasto.

Sin considerar las aportaciones de Pemex, y la falta de la capacidad contributiva de la misma, el gasto programable aumentará de manera sostenida en los siguientes años.

Adicionalmente, los programas contemplados en los “100 pasos para la transformación” implican una mucha mayor necesidad de recursos, por lo que se hace más evidente la necesidad de una reforma fiscal o tributaria. Ante la falta de visibilidad en este pronunciamiento, se hace más tangible la inquietud de los mercados de mantener la disciplina fiscal.

PEMEX: EL PARADIGMA ENTRE LO PÚBLICO Y LO PRIVADO

Pemex necesita una reforma financiera y operativa. La empresa está muy endeudada, ya que los vencimientos para los siguientes dos años suman 17,300 millones de dólares y su deuda representa el 7% del PIB.

Adicionalmente, ha perdido cerca de 800 mil millones de pesos en refinación y en los últimos años los apoyos del gobierno suman más de 2.2 billones de pesos.

La reestructura operativa debería de enfocar los esfuerzos en donde la petrolera resulte rentable, de lo contrario la necesidad de capital seguirá siendo considerable y con ello, y frente a la soberanía  energética, será mucho más tangible la fragilidad de las finanzas públicas, además no se resolverá el problema de fondo de la petrolera.

Queda claro el tema de la soberanía energética, sin embargo la siguiente administración tendrá que elegir entre un paradigma:

  • aceptar ciertos esquemas de inversión conjunta entre públicos y privados, donde el riesgo lo ejerza en su totalidad el privado pero la utilidad sea compartida
  • seguir incurriendo en un nivel de endeudamiento mucho mayor e ir en contra de los comentarios de recientes del titular de SHCP, lo cual a la postre originará reducciones en las calificaciones crediticias del soberano.

En este escenario, y ante la falta de definiciones de Pemex, no podemos descartar rebajas a la calificación crediticia de México en los siguientes 12-18 meses.

Para los expertos financieros, la aprobación de las reformas señaladas provocarían un incremento significativo en las primas de riesgo, y  podría traducirse en que los inversionistas exijan un mayor rendimiento para las inversiones productivas del país, debilitando con ello el atractivo de nuestro país.

Consideramos que de entrada el panorama luce complejo para Claudia Sheinbaum, habrá que ver en los siguientes días que se discutirá en el siguiente periodo ordinario. Debemos esperar a los detalles para tener mayor claridad en el panorama y las implicaciones para la economía.

Adicionalmente, no descartamos que la próxima administración reciba un país con mayores complejidades que las actuales, sobre todo por la falta de certidumbre en torno a las finanzas públicas, los altos vencimientos de PEMEX en los próximos años, así como una desaceleración de la economía.