En junio, el peso mexicano fue la tercera divisa más depreciada

0
59
  • La paridad se ubicó en 18.32 unidades por dólar

RedFinanciera

Al cierre de junio, la paridad peso-dólar se ubicó en 18.32 unidades por cada billete verde, y se colocó por encima de su promedio móvil de 150 días (PM150) en 17.12 pesos por dólar.

Durante el sexto mes del año, solo 4 de las 17 divisas de una muestra analizada por Intercam Casa de Bolsa muestra una apreciación frente al dólar, y fue el Rand sudafricano
(ZAR) la más destacada. En cuanto al peso mexicano, fue la moneda que más se depreció frente al dólar (-7.1%), seguido por el peso colombiano (-6.9%) y el real brasileño
(-6.2%).
.
En la primera mitad del 2024, todas las monedas se han depreciado en comparación con el dólar con excepción de la moneda sudafricana.

El desempeño mensual negativo del peso mexicano hizo que la divisa sea la tercera que mayor terreno ha perdido en nuestra muestra, solo por delante del yen japonés (-12.3%) y el real brasileño 8-13.2%).

TASAS DE INTERES

En junio la Reserva Federal mantuvo sin cambio el rango de la tasa de fondos federales entre 5.25% y 5.50% y además, revisaron de 3 a 1 recorte antes de que termine el 2024.

Adicionalmente, el Banco de México también dejó la tasa de referencia sin cambios en 11.00%, al tiempo que en su comunicado resultó enfático sobre la desaceleración en los niveles de actividad económica con lo que podría abrir la puerta para ajuste futuros.

Durante el mes, se llevó a cabo el anuncio de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC). Cabe destacar que también revisaron al alza la tasa terminal para este 2024 en donde el Comité estimaba en marzo, de este mismo año, que debía terminar entre 4.50% y 4.75%, lo que implicaba tres recortes antes de terminar el año y en este anuncio lo revisó a entre 5.00% y 5.25%, lo que se traduce en un recorte en 25 puntos base antes de que termine el año.

Los analistas señalan que los mercados ya habían incorporado la posibilidad de que el Comité incluso no recorte en lo que resta de 2024.

En la conferencia de prensa de Jerome Powell se dejó ver un sesgo incierto, sobre todo por la dificultad de anticipar la evolución del entorno macroeconómico.

En cuanto al Banco de México, este publicó su anuncio de política monetaria en medio de un entorno complejo. Al interior del comunicado resalta el episodio de volatilidad financiera en México.

Adicionalmente, Banxico señaló que la debilidad económica de finales del año pasado parece haber continuado hacia el segundo trimestre del 2024, motivo por el cual identificó el balance de riesgos para el crecimiento como sesgado a la baja.

Respecto al balance de riesgos para la inflación, este se mantiene sesgado al alza, aunque eliminó un riesgo al alza (respecto a mayor resiliencia en la economía).

En su guía futura, el Banco prevé que el entorno inflacionario permita discutir ajustes en la tasa de referencia, sobre todo por el desvanecimiento de los choques globales, así como los efectos de una debilidad económica mayor a la anticipada.

Hacia adelante, la decisión del próximo 8 de agosto, será complicada.

ECONOMÍA DEBIL

Se anticipa que la economía continuará débil, lo cual puede ayudar a reducir las presiones inflacionarias por la demanda agregada, sin embargo, la inflación prácticamente no ha descendido desde el cierre del año pasado, ya que en diciembre se ubicó en 4.66%, en mayo del 2024 en 4.69%.

Incluso en la 1ª qna de junio subió a 4.78%. Además, hay eventos electorales en Estados Unidos que podrían presionar la moneda a la depreciación antes de terminar el año.

En suma, agregan los analistas de Intercam Casa de Bolsa, la próxima decisión y las restantes del año serán complicadas y no se descarta un escenario en el que Banxico incluso no recorte la tasa en lo que resta del año.