Concluye sexenio de AMLO con decisiones y acciones inconclusas

0
39
  • Resaltan la falta de bienestar de las familias y la mejora del sector salud
  • Por Gerardo Flores Ledesma

RedFinanciera

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) subrayó que al término de su sexenio, López Obrador se habrá caracterizado por haber tomado muchas decisiones y acciones que dejó inconclusas, entre las que resaltan la falta de bienestar de las familias y la mejora del sector salud.

En su más reciente análisis; el organismo empresarial subraya que el compromiso de tener un sistema de salud semejante al de Dinamarca no se cumplió y que la población no debe seguir enfrentando problemas de acceso a dicho servicios de salud, así como a la falta de medicamentos y tratamientos para enfermedades graves.

Se detalla que en el ocaso de su administración, López Obrador no mejoró la calidad ni la atención en el sector salud, por lo que dejará un costo significativo para los hogares, y se aclara que dicho objetivo no cumplido es quizá el más relevante por su incidencia en el bienestar de las familias.

Se agrega que “el desmantelamiento del seguro popular significó que, en 2020 en medio de la crisis por el Covid-19, casi 16 millones de personas perdieran su acceso a servicios de salud, cifra que prácticamente se duplicó para 2022 como resultado de la evidente ineficiencia del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI)”.

Para el sector privado aún se aprecian problemas serios en la calidad de la atención y falta de medicamentos, a pesar de los esfuerzos que las autoridades aseguran haber hecho para mejorar el sector.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2023, confirma el deterioro del sector salud en lo que va del sexenio. Sus resultados muestran que entre 2018 y 2023 fueron 22.7 millones de personas las que perdieron su afiliación a alguna institución de salud y 15.7 millones dejaron de asistir a las instituciones del sistema público, como hospitales generales e institutos del gobierno federal.

Para el CEESP “es obvio decir que esto propició que los hogares se vieran en la necesidad de sustituir el servicio público por el privado” y que la demanda de servicios médicos en farmacias privadas aumentó en 9 millones de personas y la atención en clínicas y hospitales privados creció en 9.8 millones.

Por esa razón, y con base en los datos disponibles de la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), entre 2018 y 2022 el gasto de los hogares en salud aumentó 30.9%, puntualiza el CEESP.

Ante la necesidad de reestablecer y mejorar los servicios de salud, en 2021 el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su deseo de tener un sistema de salud semejante al de Dinamarca, que es uno de los más eficientes del mundo, estableciendo como fecha para lograrlo marzo de 2024. “Sin embargo, el objetivo no se cumplió y aún nos mantenemos muy alejados de cualquier parecido con el sistema de salud danés”, añade el CEESP.

Con base en las cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en 2022 el gasto en salud de México como porcentaje del PIB representó el 5.5%, mientras que en Dinamarca fue de 9.5%. Esto ubica a nuestro país en el penúltimo lugar del ranking de los países de la OCDE.

A pesar de que el presidente López Obrador prometió en diversas ocasiones tener el mejor sistema de salud del mundo, incluso mejor que el de Dinamarca, dicha meta no se cumplió en el tiempo marcado que era marzo del presente año. No obstante, pese a que es imposible lograrlo, el presidente insistió en este objetivo y se volvió a comprometer a lograrlo antes de concluir su administración, es decir, en septiembre próximo, lo cual es prácticamente improbable.

Y concluye el CEESP: “El siguiente gobierno deberá hacer muchos más esfuerzos para lograr el fortalecimiento del sector salud y reposicionarlo como uno de los factores fundamentales para mejorar el bienestar de los hogares, incluso para incidir positivamente en los niveles de pobreza”.